Cómo quitar cera del suelo de forma efectiva

La cera en el suelo puede ser un verdadero dolor de cabeza, ya sea que provenga de una vela derramada durante una cena romántica o como parte de un intento de pulir el piso que no salió como se esperaba. Aunque la cera puede añadir un brillo atractivo cuando se aplica correctamente, los derrames accidentales pueden dejar manchas antiestéticas y resbaladizas que arruinan la apariencia y la seguridad de tus suelos. La eliminación de cera de los suelos requiere técnicas específicas, dependiendo del tipo de suelo afectado, para asegurar que se limpie de manera efectiva sin causar daño alguno a la superficie subyacente.

En este artículo, abordaremos diversas estrategias sobre cómo quitar cera del suelo, cubriendo desde suelos duros como madera y baldosas hasta suelos más delicados como laminados y vinilo. Entender el tipo de suelo es crucial para seleccionar el método de limpieza adecuado que no solo elimine la cera de manera eficiente sino que también mantenga intacto el acabado del suelo. Con consejos prácticos y soluciones sencillas, te guiaremos a través del proceso paso a paso, proporcionando las herramientas necesarias para recuperar el esplendor de tus suelos sin recurrir a medidas extremas.

Cómo quitar cera del suelo dependiendo del material

Eliminar cera del suelo es una tarea que requiere métodos específicos adaptados a cada tipo de material para evitar daños. Aquí te mostramos cómo hacerlo de forma segura y efectiva para suelos de mármol o cerámico, madera o parqué, y laminado.

Suelos de mármol o cerámicos

Para suelos de mármol o cerámico, la resistencia y la durabilidad de estos materiales permiten utilizar métodos de limpieza más directos. Comienza dejando que la cera se endurezca, lo cual facilitará su remoción. Una vez dura, utiliza una espátula de plástico para raspar cuidadosamente la cera, evitando usar objetos metálicos que puedan rayar la superficie. Para los residuos restantes, aplica un paño suave empapado en una mezcla de agua caliente y un poco de detergente neutro, lo que ayudará a disolver la cera sin dañar el brillo natural del suelo. Luego, limpia con un paño limpio y seco para evitar manchas de agua.

Suelos de parqué o madera

En el caso de suelos de madera o parqué, el enfoque debe ser más suave para proteger el acabado y la integridad de la madera. Tras endurecer la cera con hielo envuelto en una bolsa de plástico para evitar la humedad directa sobre la madera, usa una espátula de plástico o una tarjeta de crédito vieja para raspar la cera con mucho cuidado. Después, prepara una solución ligera de vinagre blanco y agua, y aplica suavemente sobre el área afectada con un paño suave, lo que ayudará a eliminar los residuos de cera sin arriesgar el acabado del suelo. Finalmente, seca bien el área con un paño seco.

STARWAX The Fabulous Vinagre Blanco 9.5° sin Fragancia 6 L
  • STARWAX FABULOUS Vinagre blanco 9,5° sin perfume es ideal para el mantenimiento de su casa y su jardín
  • Procedente de alcohol 100% de origen vegetal. Se obtiene naturalmente mediante la fermentación alcohólica y acética de alcohol de remolacha y/o caña de azúcar
  • No contiene colorantes ni OGM. Este vinagre blanco de gel de 9,5 ° es un producto multiusos, sirve para: descalcificar, desengrasar, suavizar el agua, quitar
  • Es conocido y utilizado desde hace mucho tiempo por nuestras abuelas por sus múltiples aplicaciones en el cuidado de interiores y exteriores
  • Frota la rejilla con un paño empapado de vinagre blanco, si tu rejilla está muy sucia, colócala en una bandeja de agua mezclada con vinagre blanco y déjala remojar todo durante 30 minutos

Suelos laminados

Los suelos laminados requieren un cuidado especial para evitar la penetración de agua en las juntas, que podría causar hinchazón o daños permanentes. Para quitar la cera de suelos laminados, al igual que con los suelos de madera, comienza por endurecer la cera con hielo. Una vez que la cera esté lo suficientemente dura, utiliza una espátula de plástico para levantarla con cuidado. Para limpiar cualquier residuo, humedece un paño en una solución de vinagre y agua y pásalo suavemente sobre el área. Es importante que el paño esté bien escurrido para minimizar la cantidad de agua. Luego, pasa un paño seco para asegurar que el suelo quede completamente seco.

En todos los casos, es fundamental actuar con paciencia y delicadeza, utilizando los productos y herramientas adecuados para cada tipo de suelo. Estos métodos no solo son efectivos para eliminar la cera sin dañar los suelos, sino que también ayudan a mantener su apariencia y prolongar su vida útil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio