Cómo limpiar la funda del móvil y dejarla como nueva

En la era digital, nuestros móviles se han convertido en compañeros inseparables de nuestra vida cotidiana. Nos acompañan a todas partes, desde reuniones de trabajo hasta cenas con amigos, y como resultado, sus fundas acumulan una considerable cantidad de suciedad, bacterias y manchas. La limpieza regular de la funda del móvil no solo es esencial para mantener una apariencia pulcra, sino también para asegurar una higiene óptima. Sin embargo, el proceso de limpieza varía según el material de la funda, y aplicar el método incorrecto podría dañarla. En este artículo, te guiaremos a través de las mejores prácticas sobre cómo limpiar la funda del móvil, asegurando que permanezca en excelentes condiciones mientras eliminas efectivamente la suciedad y los gérmenes.

Ya sea que tu funda sea de silicona suave, plástico duro, cuero, o incluso un material más exótico, cada tipo requiere un cuidado especial y específico. La acumulación de aceites de la piel, el polvo del ambiente y otras partículas pueden hacer que tu funda luzca desgastada y poco higiénica. Además, estudios recientes han destacado la importancia de limpiar regularmente nuestros dispositivos y accesorios para minimizar la propagación de microorganismos patógenos. Por tanto, en el siguiente contenido, exploraremos métodos seguros y efectivos para la limpieza de fundas de móviles, adaptándonos a la variedad de materiales disponibles en el mercado, para que puedas mantener tu dispositivo no solo estéticamente agradable, sino también higiénicamente seguro.

Cómo limpiar la funda del móvil

Limpiar la funda de tu móvil es un proceso sencillo pero crucial para mantener tanto la higiene como la estética de tu dispositivo. Antes de sumergirnos en las especificaciones según el material de la funda, aquí tienes una guía paso a paso que aplica de manera general. Esta rutina de limpieza te asegurará empezar con buen pie, independientemente del tipo de funda que tengas.

Pasos Generales para Limpiar la Funda del Móvil

Retira la funda del móvil: antes de comenzar con la limpieza, es importante retirar la funda del móvil para evitar dañar el dispositivo. Esto te permitirá limpiar todos los rincones de la funda de manera más efectiva.

Elimina el polvo y la suciedad superficial: usa un paño seco y suave o un cepillo de cerdas suaves para quitar el polvo y las partículas sueltas. Si tu funda tiene texturas o ranuras donde se acumula la suciedad, puedes usar un cepillo de dientes viejo para acceder a estas áreas difíciles.

Prepara una solución de limpieza suave: mezcla agua tibia con un poco de jabón líquido suave. Para la mayoría de los materiales, esta solución será suficiente para realizar una limpieza efectiva sin dañar la funda.

Limpia con la solución: humedece un paño suave con la solución jabonosa y limpia la superficie de la funda con movimientos suaves y circulares. Asegúrate de no empapar la funda; un paño húmedo es suficiente.

Enjuaga la funda (si es seguro para el material): si el material de la funda lo permite, enjuágala bajo agua corriente tibia para eliminar los residuos de jabón. Si no es recomendable sumergirla, puedes usar un paño húmedo para retirar el jabón.

Secado: seca la funda completamente con un paño limpio y suave o déjala al aire en un lugar bien ventilado. Evita exponer la funda directamente al sol, ya que algunos materiales pueden decolorarse o dañarse.

Revisión final: antes de colocar la funda de nuevo en el móvil, asegúrate de que esté completamente seca y verifica que no queden residuos de suciedad o jabón.

Este procedimiento general es el punto de partida ideal para limpiar la funda de tu móvil, y se puede adaptar ligeramente en función del material específico de la funda, como abordaremos en las siguientes secciones. Mantener tu funda limpia no solo mejorará la apariencia de tu móvil, sino que también contribuirá a un entorno más higiénico para tu salud.

Limpiar fundas de silicona

Las fundas de silicona son populares por su durabilidad, flexibilidad y capacidad de absorber impactos. Sin embargo, también son propensas a recoger polvo, pelusa y grasa, lo que hace necesario limpiarlas regularmente. Aquí tienes una guía específica para limpiar fundas de silicona:

Preparación: retira la funda de silicona del móvil para evitar daños al dispositivo.

Eliminación de polvo y suciedad superficial: utiliza un paño seco o un cepillo de cerdas suaves para quitar el polvo y las partículas sueltas de la superficie. Para las áreas más difíciles, como los bordes y las ranuras, un cepillo de dientes viejo puede ser muy efectivo.

Limpieza profunda:

Opción A (Método suave): mezcla agua tibia con unas gotas de jabón líquido suave. Humedece un paño con esta solución y limpia la funda cuidadosamente, prestando especial atención a las áreas con más suciedad o manchas.

Opción B (Para manchas difíciles): si la funda tiene manchas persistentes o descolorida, puedes aplicar una pasta hecha de bicarbonato de sodio y agua en proporciones iguales. Usa un cepillo de dientes para aplicar esta pasta sobre las manchas y frota suavemente. El bicarbonato actúa como un agente blanqueador suave y abrasivo que puede ayudar a remover manchas sin dañar la silicona.

Enjuague: enjuaga la funda bajo agua corriente tibia. Asegúrate de eliminar todos los residuos de jabón y bicarbonato de sodio para evitar que se quede pegajoso.

Secado: seca la funda con un paño limpio y suave o deja que se seque al aire completamente antes de volver a colocarla en el móvil. Evita usar fuentes de calor directo como secadores de pelo, ya que pueden deformar o dañar la silicona.

Limpiar fundas de plástico duro

Las fundas de plástico duro protegen el móvil de impactos y arañazos, pero también pueden acumular suciedad y grasa con el tiempo. A continuación, encontrarás una guía para limpiar fundas de plástico duro y mantenerlas en óptimas condiciones:

Preparación: Antes de cualquier cosa, retira la funda de plástico duro del móvil para prevenir cualquier daño al dispositivo.

Eliminación de polvo y suciedad superficial: Utiliza un paño seco o un cepillo de cerdas suaves para remover el polvo y las partículas superficiales. Para las esquinas y ranuras, donde la suciedad se acumula con facilidad, un cepillo de dientes viejo puede ser particularmente útil.

Limpieza profunda:

Método suave: Mezcla agua tibia con unas gotas de jabón líquido suave. Humedece un paño en esta solución y pasa suavemente por toda la superficie de la funda, prestando especial atención a las áreas más sucias o con manchas.

Para manchas difíciles: En caso de manchas persistentes, puedes aplicar una mezcla de bicarbonato de sodio con un poco de agua para crear una pasta. Con un cepillo de dientes, aplica esta pasta sobre las manchas y frota suavemente. El bicarbonato de sodio actúa como un agente limpiador suave y abrasivo que puede ayudar a remover las manchas sin dañar el plástico.

Enjuague: Si es posible, enjuaga la funda bajo agua corriente tibia para quitar los residuos de jabón o bicarbonato. En el caso de fundas con componentes electrónicos o decoraciones delicadas, usa un paño húmedo para limpiar los residuos.

Secado: Seca completamente la funda con un paño limpio y suave o deja que se seque al aire libre. Evita la exposición directa al sol durante el secado, ya que algunos plásticos pueden decolorarse.

Cómo quitar la suciedad de una funda transparente

Las fundas transparentes pueden ser especialmente propensas a mostrar suciedad, manchas y amarilleamiento con el tiempo. Aquí te dejo algunos consejos efectivos para limpiar tu funda transparente y devolverle su aspecto original tanto como sea posible:

Pasos para Limpiar Fundas Transparentes

Preparación: retira la funda del móvil para evitar dañar el dispositivo.

Eliminación de polvo y suciedad superficial: usa un paño suave o un cepillo de cerdas suaves para quitar el polvo y las partículas sueltas. Un cepillo de dientes viejo puede ayudar a llegar a las esquinas y ranuras difíciles.

Limpieza profunda:

Mezcla agua tibia con unas gotas de jabón líquido suave. Sumerge la funda en la mezcla o utiliza un paño humedecido con la solución para limpiarla suavemente.

Para las manchas difíciles, aplica una pasta de bicarbonato de sodio y agua directamente sobre las áreas afectadas. Deja actuar unos minutos y luego frota suavemente con un cepillo de dientes.

En caso de amarilleamiento, el peróxido de hidrógeno (agua oxigenada) puede ser efectivo. Mezcla partes iguales de agua y peróxido de hidrógeno al 3%, sumerge la funda en la solución y déjala reposar bajo luz solar directa durante unas horas. La luz solar activa el peróxido de hidrógeno, ayudando a revertir el amarilleamiento.

Enjuague: enjuaga la funda bajo agua corriente tibia para eliminar cualquier residuo de limpieza.

Secado: seca completamente la funda con un paño limpio y suave o déjala secar al aire. Asegúrate de que esté completamente seca antes de volver a colocarla en tu móvil.

¿Cómo limpiar funda transparente con vinagre y bicarbonato?


Para limpiar una funda transparente con vinagre y bicarbonato, se aprovechan las propiedades desinfectantes y de limpieza suave de ambos productos. Esta combinación puede ser especialmente efectiva para remover manchas y desinfectar, aunque es importante proceder con cautela para evitar daños. Aquí te explico cómo hacerlo:

Materiales Necesarios

  • Bicarbonato de sodio
  • Vinagre blanco
  • Agua tibia
  • Un bol o recipiente
  • Un cepillo de dientes suave o un paño
  • Un paño suave para secar

Pasos para limpiar la funda transparente con vinagre y bicarbonato

Preparación: comienza retirando la funda del móvil para evitar dañar el dispositivo.

Limpieza inicial: limpia la funda con un paño suave para eliminar el polvo y las partículas superficiales.

Aplicación de bicarbonato de sodio: espolvorea una cantidad generosa de bicarbonato de sodio sobre la funda, especialmente sobre las áreas con manchas o que necesiten una limpieza profunda.

Añadir vinagre: vierte vinagre blanco lentamente sobre el bicarbonato de sodio en la funda. Verás que la mezcla comienza a burbujear y espumar, lo cual es normal y parte del proceso de limpieza.

Dejar actuar: deja que la mezcla de bicarbonato de sodio y vinagre actúe sobre la funda durante unos 5 a 10 minutos. Este tiempo permite que la reacción química ayude a descomponer las manchas y la suciedad.

Fregar suavemente: usa un cepillo de dientes suave o un paño para fregar la funda con cuidado, prestando especial atención a las áreas manchadas o sucias.

Enjuague: enjuaga la funda bajo agua corriente tibia para eliminar todos los residuos de bicarbonato de sodio y vinagre. Asegúrate de que no queden residuos de la mezcla, ya que pueden atraer más suciedad o dejar la funda pegajosa.

Secado: seca la funda completamente con un paño limpio y suave o deja que se seque al aire libre antes de volver a colocarla en el móvil. Asegúrate de que esté completamente seca para evitar la captura de humedad entre la funda y el teléfono.

¿Por qué se ponen amarillas las fundas transparentes?

Las fundas transparentes se ponen amarillas principalmente debido a la reacción del material plástico con diversos factores externos. Este proceso, conocido como oxidación, puede ser acelerado por varias condiciones:

Exposición a la luz UV: La exposición prolongada a la luz solar directa o a otras fuentes de luz ultravioleta es una causa común del amarilleamiento. Los rayos UV descomponen los enlaces químicos en el plástico, provocando cambios en su color.

Calor: El calor puede acelerar las reacciones químicas que causan el amarilleamiento. Esto incluye no solo el calor ambiental, sino también el generado por el uso prolongado del dispositivo o por cargarlo en condiciones que retienen el calor.

Sustancias químicas: Las fundas pueden entrar en contacto con una variedad de sustancias que contribuyen al amarilleamiento, incluyendo aceites de la piel, sudor, cremas, maquillaje, y productos de limpieza. Estas sustancias pueden reaccionar con el material de la funda y alterar su color.

Oxidación: Con el tiempo, el plástico puede reaccionar con el oxígeno en el aire en un proceso de oxidación, lo que lleva a un cambio de color. Este proceso es natural y ocurre con muchos materiales.

Calidad del material: La calidad y el tipo de plástico utilizado también juegan un papel importante. Algunos plásticos son más resistentes al amarilleamiento que otros. Las fundas hechas de TPU (poliuretano termoplástico) tienden a ser más resistentes que otras, aunque no son completamente inmunes al efecto.

Aunque el amarilleamiento es un proceso natural y a menudo inevitable con el tiempo, minimizar la exposición a estos factores puede ayudar a prolongar la claridad y la vida útil de una funda transparente. Por ejemplo, mantener el móvil y su funda lejos de la luz solar directa y evitar el contacto con sustancias químicas puede hacer una diferencia significativa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio